Nunca se sabe

 

_MG_6410

Mañana amanecerá más temprano y la tristeza lo inundará todo.
No es tu ausencia, no es que extrañe tus caricias, tus labios.
No es que sienta nostalgia de los hijos que no tuve contigo, del amor que dejamos morir.

Mañana amanecerá más temprano y extrañamente he vuelto a buscarte en mi cama, nunca dejé de añorar tu delgado y cálido ser, es que mis manos se deslizan sobre el viento, te revivo, sonreímos y tus cabellos miel me derriten de ternura, tus besos me dejan sin aliento otra vez y dos lágrimas más vuelven a caer, esta cerveza es la última del año.

¡Salud!

Y que todo me libre de encontrarte, porque con los grandes amores nunca se sabe.

Bajo la piel

1901397_358347897669830_8382188471660112499_n (1)

Bajo la piel las ganas rotas.

La tristeza enfriándolo todo.

Esta sensación vibrante de un amor que no dio para más.

Este vacío incalculable de mis noches amando tus ojos, de  besos vertidos en el  viento, de caricias pérdidas entre tanta oscuridad.

La soledad bajo la piel y la añoranza de ti esparciéndose en el alma.

A tientas  con la esperanza anclada bajo la piel, te espero, creyendo que un día volverás, te espero y no sé para qué.

Un adiós cobarde.

Minutos, horas y días sin ti decayendo en esta espera inútil porque ahora te crees en libertad y sin un día fui jaula, asfixia y desesperación, te pido  perdón.
Ahora puedes volar y elevarte tan alto, que si te espero, no sé para qué, ni hasta cuando.

Y si es así

10417726_305952122909408_2428506709158339271_n

Cierro los ojos
Me elevo y respirar es un proceso lento y delicioso.
Muerdo mis labios queriendo arrancar el placer del alma.
Suena un bolero y danzamos, me abrazas por la espalda y tus labios hacen suavemente que me descoloque de la realidad, hacen que tiemble y no sé, no conocía esta sensación.
¿Qué es el amor?
¿Esto que me recorre la piel?
Quiero caer en tus brazos, dejarnos caer y entre besos acallar las palabras.                             ¡Siénteme!
Es inefable, voy a colisionar, eres el mar que me invade.
Deja la mente en blanco, tus ojos son el bolero y yo esta tarde de septiembre.
Quédate a vivir en mi, quédate siempre.

Desconociéndonos

_MG_0450

Qué frágiles tus “para siempre” se rompieron.

Qué débiles tus “Te amo” muy poquito te enseñaron a amar a ti.

Este es el camino que anduvimos tú y yo, lo contemplo por última vez.

Vine de regreso limpiando mis huellas.

En silencio y con profunda tristeza yo te veo seguir y ya no te escucho, ya no te siento, ya no me extrañas es por eso que no volteas más.

Tú ahora vas para allá, cada vez más lejos de mí, desconociéndonos.

El amor es algo así.

Otro domingo triste

Foto de Wafer

Son las 11, me siento junto a la ventana, el sol va a incendiar las calles no cabe duda, es abril, vamos por la mitad del mes, vuelvo a extrañarte y no sé exactamente el por qué.

¡Zonzo!

Y me tumbaba en la cama cansada de batallar contra esa forma absurda de “razonar” que  tú tenías.

¡Te amo!

Y la piel me vibraba, se me estremecía el alma, sinceramente iba a explotar de amor por ti.

¡Te extraño!

Creía que me iba a morir sin ti y es que realmente sentía una opresión en el pecho cuando no estabas junto a mi.

¡Adiós!

Y el mundo dejó de GIRAR  en ese instante, no te miento, me arrancaste de golpe la respiración, cuando tus ojitos que tanto amé te los llevaste de aquí.

¡Te olvidaré!

Y a estas horas del día me llena de tristeza este café frío que me instaló tu recuerdo aquí.

¡Yo te amé!

La historia termina así.

Te amo

316555_108143379356951_213713246_n (1)

Hace días se me plantó una idea en la cabeza, me quiero quedar a vivir contigo y hacerte el amor por las mañanas, despertarte una que otra madrugada, besarte y amarte y amarte hasta morir… 

Así, cuando la luz del nuevo día nos inunde los ojos y las líneas cansadas del sexo abandonen nuestra alcoba, podríamos reír y hablar.

Quiero que enero, febrero, marzo, abril y todos los meses del año sean a tu lado, quiero tener hijos contigo.

Alimentarte, sonreírte cuando llegues cansado, abrazarte, despeinarte.

Caminado por la calle, sorprenderte con un beso de esos que dejan sin aire, tengo prisa de tu piel junto a la mía  de ser dueña de tu vida, compañera de tus días.